Mario Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa nació en 1936 en Arequipa, Perú. Pasó su niñez en Cochabamba, Bolivia y Piura en el norte de Perú. Mario Vargas Llosa, a la edad de 14 años, se encuentra en el Colegio Militar Leoncio Prado de Lima, que dejó una impresión siniestra. Es este triste período que está en el origen de una de sus novelas más importantes, “La ciudad y los perros”. Además de continuar sus estudios en la Universidad de San Marcos en Lima, ocupó diversas profesiones como hechizo, luego trabajó para revistas literarias, incluyendo Literatura (1957-1958). Durante un breve período se vio involucrado en una rama estudiantil del Partido Comunista del Perú (entonces ilegal), abandona a protestar contra la línea estalinista en la literatura y el arte. Pero el Partido Comunista, como la academia militar enfrenta una vez más el verdadero Perú. Posteriormente, la revolución cubana de 1960 lo hizo por un tiempo reviviendo sus sentimientos revolucionarios, pero siempre desde el punto de vista de un izquierdista independiente y no marxista. Así que el periodismo que Vargas Llosa ha ejercido sus talentos literarios en primer lugar. En primer lugar crítico de cine y columnista en un periódico local importante “El Comercio”, y luego en dos revistas de renombre peruanos (incluidos Literatura). Gracias a una beca, continuó sus estudios en Madrid en 1958 y se doctoró con una tesis sobre Rubén Darío. Después de haber escrito una colección de relatos comentó: “Los caids” (Los Jefes, 1959), obra que fue galardonada con el Leopoldo Alas, se trasladó a París. Profesor y traductor, escribió varias novelas, entre ellas “La ciudad y los perros” (1963), lo que lo convirtió en un autor de renombre (Bibloteca Breve Premio y el Premio de Crítica). Su novela se tradujo casi de inmediato a veinte idiomas. La ciudad y los perros es su obra cumbre y está ambientada en el Colegio Militar Leoncio Prado en Lima, donde Mario Vargas Llosa había asistido como alumno a principios de 1950. En esta imagen de la vida que llevaban los cadetes, es el significado alude el título como “perros”, Vargas Llosa contrapone la opresión de la disciplina y la intimidación que sufren las personas jóvenes con un sentido de la libertad soplando alrededor de la ciudad. Desde entonces, Mario Vargas Llosa es un escritor reconocido, participa como invitado en universidades de todo el mundo para impartir cursos y conferencias. En “La casa verde” (1966), el autor describe la vida en la selva peruana a distancia y el área urbana de Piura. Recibió el Premio de la Crítica y el Premio Internacional de Literatura Rómulo Gallegos “en 1967. Otras novelas importantes de Vargas Llosa, tomamos nota de “Conversación en la Catedral” (1969), “Pantaleón y visitantes” (1973), una sátira del fanatismo religioso y militar en el Perú, “La orgía perpetua” (1975) y semi-autobiográfica novela, “La tía Julia y el escribidor” (1977). Su novela “La guerra del fin del mundo” (1982), que trata de la política brasileña en el siglo XIX, gozó de un amplio éxito de público y crítica, especialmente en América Latina. También incluyen “¿Quién mató a Palomino Molero” (1986), una novela dedicada a la violencia política en el Perú, “El hombre que habla” (1987) y “¡Alabado sea el madrastra” (1988).
Mario Vargas Llosa ha desarrollado también una intensa actividad política. En primer lugar fue tentado por el comunismo. Aunque inicialmente prestó su apoyo a la revolución cubana, no tardaría en sentirse decepcionado por la causa y sus ideas políticas se dirigen directamente a el liberalismo. Su posición política es descrita como “ultra-liberal” por Serge Audier en la universidas de París. Cuatro autores son sus influencias literarias y políticas, Karl Popper, Adam Smith, Friedrich Hayek y Isaiah Berlin. Fundó su propio partido político en su país y se presentó como candidato liberal a la presidencia de Perú en 1990, donde fue derrotado en la segunda vuelta contra todo pronóstico por un desconocido por entonces, Alberto Fujimori. Después de esta derrota, salió del Perú para establecerse en España, en Madrid. Mario Vargas Llosa obtuvo la ciudadanía española en 1993 de la mano del gobierno de Felipe González. En su discurso que pronunció en el año 2010 en agradecimiento al Premio Nobel de Literatura que le fue otorgado, dijo: “Yo amo a España tanto como Perú y mi deuda es tan grande como es mi gratitud”. En 2007, fue miembro fundador del partido español UPyD (Unión, Progreso y Democracia) que se auto-define como progresista. En abril de 2011, durante las elecciones presidenciales en Perú, apoyó con su voto al candidato nacionalista Ollanta Humala en contra de Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, su rival en la presidencial de 1990.